Archivo de la etiqueta: Constitucional actual de Colombia

SER O NO SER… LA INFLACIÓN:¿CUÁLES SON LAS OPCIONES?

NOTAS DE CLASE SOBRE LA INFLACIÓN

 SER O NO SER… LA INFLACIÓN:¿CUÁLES SON LAS OPCIONES?

  • ¿Qué es la inflación?

            Es el aumento constante y persistente de LOS PRECIOS al CONSUMIDOR en un periodo determinado de tiempo.  A que se refiere QUE ES CONSTANTE Y PERSISTENTE; es decir, por que sí el precio de la papa (por citar un producto de la CANASTA FAMILIAR) fue por causas ajenas a la economía (caída de la cosecha, daño en el transporte) no podemos decir que su impacto es al IPC.

  • CLASES Y CAUSAS, de que se PRODUZCA la INFLACIÓN

            De DEMANDA, es decir cuando la Q (cantidad) de Bienes y Servicios que hay en la economía no alcanzan a satisfacer las necesidades de la POBLACIÓN pues hay mucho dinero CIRCULANDO en la Economía. Todos, querrán comprar los productos, éstos reaccionan hacia ARRIBA (precios, consumo, renta) pues están en capacidad de pagarlos. Ejemplo: para satisfacer la necesidad de 500 personas en un evento se debe adquirir “carne DE LOMO,” se requiere que se provea  con los 15 kilos / 1 Toro, del LOMO. Se buscarían que a cada persona se le asignen 500 gramos (1 libra) de “Carne lomo”.  LO CUAL INDICARÍA que para esta POBLACIÓN  de 500 consumidores la URGENCIA de 17 TOROS, para cubrir la DEMANDA DE CARNE LOMO necesitada, que en promedio poseen 15 kilos de Lomo para un total 250.000 gramos adicionales; ya que se aumentó la demanda de LOMO, más no es un indicador de la demanda de otras carnes.

  • INFLACION de COSTOS: cuando los productores se les incrementa los COSTOS DE PRODUCCION; por ejemplo las TARIFAS DE ENERGIA, SALARIOS, IMPUESTOS O EL VALOR DE LAS MATERIAS PRIMAS. Económicamente se deduce que: que es “(ceteris paribus)” cuando las demás variables se asumen constantes… Puesto que se traslada al precio final al consumidor. Si el efecto se realiza entre todos los productores; por Ejemplo cuando a final de año se INCREMENTA el PRECIO de la Gasolina. El efecto es que se revierte en los sectores SENSIBLES DE LA ECONOMIA como el TRANSPOSTE (Sí SUBE el PRECIO de los FLETES  por DISTANCIA RECORRIDA VS TONELADA CARGADA y aunque éstos PRECIOS estén REGULADOS)  suben los arriendos / hoteles / restaurantes/ porque DISMINUYEN SUS CANTIDADES de SERVICIOS DEMANDADOS, puesto que su oferta se ve “amenazada”. LA INFLACION ES UNA FUNCION DE LA MACROECONOMIA, AL TRATAR DE ALCANZAR EL PLENO EMPLEO de los cual indica que se deben mantener LOS AHORROS Y LOS IMPUESTOS IGUALADOS frente a los GASTOS DEL GOBIERNO Y A LA INVERSION. Cualquier variación de esta situación GENERA LA INFLACION O EL DESEMPLEO.
  • INFLACION IMPORTADA: u ocasionada por la IMPORTACION DE MATERIAS PRIMAS. PORQUE se traen DIVISAS (LAS EXPORTACIONES por VENTA de SERVICIOS Y PRODUCTOS desde los SECTORES ECONOMICOS, YA QUE SE AUMENTA/DISMINUYE EL FLUJO DE LA ECONOMIA. ADEMÁS Cuando los dólares q ingresan se tiene QUE REALIZAR: O BIEN SEA REVALUAR O DEVALUAR. Lo ideal que lo que lo que se importe se semejante a lo que se exporta.
  • EJEMPLO, cuando los colombianos en el exterior envían dólares/euros a las familias colombianas en temporada navideña; porque, aumenta el flujo de la economía, al hacerse el cambio de dólares/euros a pesos. Aumenta el circulante.

El problema esta en que en teoría el productor aumenta los precios, cuando para cubrir sus costos por mayores importaciones en todo el sistema económico, EL REZAGO entre la oferta y la demanda es lo que se conoce como inflación; es decir, que el Gobierno buscando MEDIANTE LA POLITICA FISCAL (IMPUESTOS Y GASTOS) ó mediante la POLITICA MONETARIA (OFERTA MONETARIA Y LAS TASAS DE INTERES) TRATA de emplear estos cuatro instrumentos dependerá de la ADMINISTRACION PUBLICA que se encuentre en el PODER. En conclusión puede ser a efectos de índole político entonces seria de asuntos de decisión del gobierno y del BANCO DE LA REPUBLICA por manejo económico.

            La deflación implica una caída continuada del nivel general de precios, (ocurrió durante la Gran Depresión de la década de 1930;) Está acompañada por una prolongada disminución del nivel de actividad económica y elevadas tasas de desempleo. Sin embargo, las caídas generalizadas de los precios no son fenómenos corrientes, siendo la inflación la principal variable macroeconómica que afecta, actualmente, tanto a la planificación privada como a la planificación pública de la economía.

 

            ESTANFLACIÓN: En retrospectiva, este consenso dentro de la profesión  Económica se alcanzó en la década de 1970. Es una especie de incertidumbre en la ciencia económica, por la aparición de la estanflación (existencia simultánea de estancamiento económico e inflación), que contradice las conclusiones de la economía keynesiana, y segundo, por la proliferación de escuelas de pensamiento tan divergentes como la economía radical, economía evolucionista, economía austriaca, economía poskeynesiana, economía del comportamiento, monetarismo, nueva macroeconomía clásica, economía neokeynesiana, economía de los costes transaccionales y el nuevo institucionalismo; todas ellas, inmersas en lo que se denomina la corriente principal de la economía.
EL ANÁLISIS de LA DEFLACIÓN Y LA ESTANFLACIÓN En casi todos los países desde la Gran Depresión se han puesto en práctica medidas que ayudan a evitar las duras recesiones económicas.

Por ejemplo, el seguro de desempleo proporciona a la mayoría de los trabajadores algunos ingresos cuando se quedan sin trabajo. La seguridad social y las pensiones pagadas por muchas organizaciones proporcionan algunos ingresos a una serie de trabajadores jubilados. Aunque no son tan poderosos como lo fueran antaño, los sindicatos siguen siendo un obstáculo contra la caída acumulada de los salarios que agravó las anteriores depresiones económicas. Existen mecanismos para garantizar los precios de las cosechas que protegen a los agricultores de las desastrosas caídas de sus ingresos.

            FINALMENTE El Gobierno también puede intentar intervenir directamente para contrarrestar las recesiones. Existen principalmente tres técnicas disponibles:

  • la política monetaria,
  • la política fiscal y
  • la política de rentas.

Los economistas discrepan profundamente respecto a la elección de la técnica adecuada. Para ello, si se requiere REDUCIR la TASA DE INFLACIÓN puede RECORTAR el gasto GUBERNAMENTAL, aumentar los impuestos, reducir la oferta monetaria y aumentar las tasas de interés. Pero eso desacelería la actividad Económica, eliminaría empleos y aumentar el desempleo. Esto se explica al CONTROLAR EL “trueque” entre el desempleo y la inflación

Inflación histórica[1] de Colombia 1946 – 2016

Inflación histórica de Colombia 1946 – 2013 brindará información de la variación histórica de la inflación en la República de Colombia. Está basada en información dada por el IPC (Índice de Precios al Consumidor) que mide la variación de los precios de la canasta familiar (bienes y servicios) en un lapso determinado, lo cual está controlado por el Banco de la República de Colombia[2]

 

Inflación histórica

A partir de 1946, luego de la Segunda Guerra Mundial, época de enorme variabilidad en precios, se tomarán los datos de la inflación en Colombia. La siguiente tabla tiene dos referencias:

Desde 1946 a 1954[3] y desde 1955 a 2014[4], datos del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), Índice de Precios, Índice de Precios al Consumidor, Sección <Históricos>.

Tabla N° 1.

REGISTRO DE LA INFLACIÓN EN COLOMBIA (1946-2014)

+ finaliza periodo en

Año

 % Periodo Gubernamental +

1946

9.3

 Mariano Ospina Pérez
1947
18.3
 
1948

16.4

 
1949

6.7

 
1950
20.5
 Laureano Gómez
1951

8.9

 
1952

-2.3

 
1953

7.3

 Roberto Urdaneta
1954

8.8

 
1955

1.72

 
1956

8.47

 
1957

18.75

 TG Gustavo Rojas Pinilla
1958

9.21

 
1959

7.23

 
1960

6.74

 
1961

6.32

 
1962

6.93

 Alberto Lleras Camargo
1963

32.41

 
1964

8.39

 
1965

14.84

 
1966

12.92

 Guillermo León Valencia
1967

7.46

 
1968

6.48

 
1969

8.26

 
1970

6.83

 Carlos Lleras Restrepo
1971

13.91

 
1972

13.86

 
1973

23.48

 
1974

26.06

 Misael Pastrana Borrero
1975

17.69

 
1976

25.79

 
1977

28.3

 
1978

18.73

 Alfonso López Michelsen
1979

28.82

 
1980

25.96

 
1981

26.36

 
1982

24.04

 Julio César Turbay Ayala
1983

16.66

 
1984

18.26

 
1985

22.45

 
1986

20.95

 Belisario Betancur Cuartas
1987

24.03

 
1988

28.12

 
1989

26.23

 
1990

32.37

 Virgilio Barco Vargas
1991 26.82  
1992 25.14  
1993 22.61  
1994 22.6  César Gaviria Trujillo
1995 19.47  
1996 21.64  
1997 17.68  
1998 16.7  Ernesto Samper Pizano
1999 9.23  
2000 8.75  
2001 7.76  
2002 6.99  Andrés Pastrana Arango
2003 6.49  
2004 5.5  
2005 4.85  
2006 4.48  
2007 5.69  
2008 7.67  
2009 2.0  
2010 3.17  Álvaro Uribe Vélez
2011 3.73  
2012 2.44  
2013 1.94  
2014 3.66  
2015 6,77  

2016

5,75

 Juan Manuel Santos Calderón

Ca, 2017

Ca, 2018

El IPC es un indicador que mide la variación de precios de una canasta de bienes y servicios representativos del consumo de los hogares del país. Los resultados son analizados por grupos, subgrupos y clases de gastos, gastos básicos y niveles de ingreso.

¿Cómo se implementa la Política Monetaria en Colombia?

Para implementar la política monetaria[5] es necesario determinar la meta de inflación que se quiere alcanzar y los instrumentos de política que se van a utilizar. A partir del año 2010 la Junta Directiva del Banco de la República adoptó la meta de inflación de largo plazo que se había propuesto desde el inicio del esquema de Inflación Objetivo. Dicha meta corresponde a un rango de inflación de 3% ± 1 puntos porcentuales, medida a través de la variación anual del índice de precios al consumidor que elabora el DANE. En cuanto a los instrumentos de política monetaria para lograr la meta de inflación, el Banco de la República utiliza principalmente subastas de operaciones REPO a través de las cuales el Banco central suministra liquidez al sistema bancario mediante créditos a un día y, en ocasiones, a plazos cortos. Los bancos respaldan estos préstamos con títulos de deuda pública (TES) con pacto de recompra el día de cierre de la operación. En algunos casos, cuando la economía presenta excesos en el mercado de liquidez primaria, el Banco central utiliza las subastas de Depósitos Remunerados no Constitutivos de Encaje (DRNCE) para drenar estos excesos. En ambos casos, la tasa de interés de estas operaciones está determinada por la tasa de política que decide la JDBR, en sus reuniones mensuales.

Cuentas financieras

La Cuenta Financiera, como parte del Sistema de Cuentas Nacionales[6], muestra la forma en que los diferentes agentes económicos colocan sus excedentes mediante la adquisición de activos financieros o la reducción de sus pasivos; así mismo financian sus déficits incurriendo en pasivos o reduciendo sus activos. La adquisición neta de activos financieros menos la emisión neta de pasivos da como resultado el Préstamo Neto Financiero (PNF). En este proceso se identifican los 32 instrumentos financieros utilizados para realizar dichas transacciones y se clasifican los agentes económicos en cinco sectores, cada uno de los cuales a su vez se abren en varios subsectores: Sector financiero, Gobierno General, Sociedades no Financieras, Hogares y Exterior.

La Cuenta Financiera se elabora en términos de saldos y flujos anuales; los saldos de las Cuentas Financieras se registran a valores nominales exceptuando los correspondientes a la Inversión Extranjera Directa (Sector Exterior), los cuales se presentan a valores de mercado en forma similar a los registrados por la Posición de Inversión Internacional.

Flujos Los flujos representan las transacciones de activos y pasivos financieros producto de la creación, liquidación o cambio en la titularidad de los instrumentos financieros, descontados aquellos efectos en el valor de los activos/pasivos asociados a hechos económicos diferentes a las transacciones…
Saldos Los saldos representan las tenencias de activos y pasivos financieros de las unidades institucionales al final de un período contable.

Fuente http://www.banrep.gov.co/es/taxonomy/term/2254

Tasa de cambio del peso colombiano (TRM)

La tasa de cambio representativa del mercado (TRM) es la cantidad de pesos colombianos por un dólar de los Estados Unidos (antes del 27 de noviembre de 1991 la tasa de cambio del mercado colombiano estaba dada por el valor de un certificado de cambio).

La TRM se calcula con base en las operaciones de compra y venta de divisas entre intermediarios financieros que transan en el mercado cambiario colombiano, con cumplimiento el mismo día cuando se realiza la negociación de las divisas. Actualmente la Superintendencia Financiera de Colombia es la que calcula y certifica diariamente la TRM con base en las operaciones  registradas el día hábil inmediatamente anterior. Para mayor información sobre la metodología de cálculo puede consultarse la Circular Reglamentaria Externa del Banco de la República DODM-146 del 21 de septiembre de 2004 (Asunto 8).

CITAS

Fuente http://www.banrep.gov.co/es/series-estadisticas/see_ts_trm.htm

[1] Cfr disponible en la URL http://es.wikipedia.org/wiki/Inflaci%C3%B3n_hist%C3%B3rica_de_Colombia_1946_-_2013 (consultado 4 de Diciembre de 2014)

[2] Disponible en la URL https://www.dane.gov.co/index.php/indices-de-precios-y-costos/indice-de-precios-al-consumidor-ipc  (consultado 4 de Diciembre de 2014)

[3] Disponible en la URL http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/economia/banrep1/hbrep62.htm (consultado 4 de Diciembre de 2014)

[4] Disponible en la URL http://www.incp.org.co/indicadores-economicos-e-informacion-financiera-incp/indice-de-inflacion-1955-2011/ (consultado 4 de Diciembre de 2014)

[5] http://www.banrep.gov.co/es/como-se-implementa-la-politica-monetaria

[6] http://www.banrep.gov.co/es/taxonomy/term/2254

FUENTES DE CONSULTA

https://www.icesi.edu.co/departamentos/economia/publicaciones/docs/Apecon6.pdf

Deja un comentario

Archivado bajo desarrollo económico

EL ELOGIO DE LA DIFICULTAD BY ESTANISLAO ZULETA

EL ELOGIO DE LA DIFICULTAD.

 

stanislao-zuleta

Cuando   en   1.980   ESTANISLAO   ZULETA   recibió  el  título  de “HONORIS CAUSA” en Psicología de la Universidad del Valle, respondió al homenaje con esta conferencia. Difundida como volante en Universidades, tabernas,  sindicatos y volvemos a reproducirla por su claridad y vigencia.

 

 

 

POR ESTANISLAO ZULETA.

 
La  pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se manifiesta de una manera tan clara como cuando se trata de imaginar la felicidad. Entonces comenzamos a inventar paraísos, islas afortunadas, países de cucaña, Una vida sin riesgos, sin lucha sin búsqueda de superación y sin muerte. Y por lo tanto también  sin carencias y sin deseo; un océano de mermelada sagrada, una eternidad de aburrición. Metas afortunadamente inalcanzables, paraísos afortunadamente inexistentes.

 

    Todas esas fantasías serían inocentes e inocuas, sí no fuera porque constituyen el modelo de nuestros propósitos y de nuestros anhelos en la vida practica. Aquí mismo, en los proyectos de la existencia cotidiana, más acá del reino las mentiras eternas,  introducimos también el ideal tonto de la seguridad garantizada, de las reconciliaciones totales, de las soluciones definitivas. Puede decirse que nuestro problema no consiste solamente ni principalmente en que no seamos capaces de conquistar lo que no seamos capaces de conquistar lo que no nos proponemos, sino en aquello que nos proponemos, que nuestra desgracia no está tanto en la frustración de nuestros deseos, como en la forma misma de desear. Deseamos mal.

En lugar de desear una relación humana inquietante, compleja y perdible, que estimule nuestra capacidad de luchar y nos obligue a cambiar, deseamos un idilio sin sombras y sin peligros, un nido de amor y por lo tanto, en última instancia un retorno al huevo.

 

    En lugar de desear una sociedad en que sea realizable y necesario trabajar arduamente para hacer efectivas nuestras posibilidades, deseamos un mundo de la satisfacción, una monstruosa sala cuna de abundancia pasivamente recibida. En lugar de desear una filosofía llena de incógnitas y preguntas, queremos poseer una doctrina global, capaz de dar cuenta de todo, revelada por espíritus que nunca han existido o por caudillos que desgraciadamente sí han existido.

 

    Adán y sobre todo Eva, tienen el mérito original de habernos liberado del paraíso, nuestro pecado es que anhelamos regresar a él. Desconfiemos de las mañanas radiantes en la que se inicia un reino milenario. Son muy conocidos en la historia, desde la antigüedad, hasta hoy, los horrores a los que pueden y suelen entregarse los partidos provistos de una verdad y de una menta absolutas, las iglesias cuyos miembros han sido alcanzados por la gracia – por la desgracia – de alguna revelación. El estudio de la vida social y de la vida personal nos enseña cuan próximos se encuentran uno de otro la idealización y el terror. La idealización del fin, de la meta y el terror de los medios que procuraran su conquista. Quienes de esta manera tratan de someter la realidad al ideal entran inevitablemente en una concepción paranoide de la verdad; En un sistema de pensamiento tal, que los que se atrevieran a objetar algo quedan inmediatamente sometidos a la interpretación totalitaria; sus argumentos, no son argumentos, sino solamente síntomas de una naturaleza dañada o bien máscaras de malignos propósitos.

En lugar de discutir un razonamiento se le reduce a un juicio de pertenencia al otro – y el otro es, en este sistema es sinónimo de enemigo –, o se procede a un juicio de intenciones. Y este sistema se desarrolla peligrosamente hasta el punto en que ya no solamente rechaza toda oposición, sino también toda diferencia; el que no está conmigo está contra mí, y el que no está completamente conmigo, no está conmigo. Así como hay, según Kant, un verdadero abismo de la razón que consiste en la petición de un fundamento último e incondicionado de todas las cosas, así también hay un verdadero abismo de la razón que consiste en la exigencia de una entrega total a la “ Causa ” absoluta y concibe toda duda y toda crítica como traición o como agresión.

 

    Ahora sabemos que por muy amarga experiencia en que éste abismo de la acción con sus guerras santas y sus orgías de fraternidad no es una característica exclusiva de ciertas épocas del pasado o de civilizaciones atrasadas en el desarrollo científico y técnico; que pueden funcionar muy bien y desplegara todos sus efectos y abolir una gran capacidad de inventiva y una eficacia macabra. Sabemos que ningún origen filosóficamente elevado o supuestamente divino inmuniza a una doctrina contra riesgo de caer en la interpretación propia de la lógica paranoide que afirma un discurso particular – todos los son – como la designación misma de realidad y los otros como guerra o mentira.

 

  El atractivo terrible que poseen formaciones colectivas que se embriagan con la promesa de una comunidad humana no problemática basada en una palabra infalible, consiste en que suprimen la indecisión, la duda, la necesidad de pensar en si mismo, otorgan a sus miembros una identidad exaltada por partición, separan un interior bueno – Grupo – y un exterior amenazado.  

Así como  se ahorra sin duda la angustia, se distribuye mágicamente la ambivalencia de un amor por lo propio y un odio por lo extraño y se produce la más grande simplificación de la vida, la mas espantosa facilidad, cuando digo aquí facilidad, no ignoro y olvido que precisamente lleno  de formaciones colectivas, se caracterizan por una inaudita capacidad, entrega y sacrificios; que sus miembros aceptan y desean el heroísmo cuando no aspiran a la palma del martirio. Facilidad que sin embargo, por lo que el hombre teme por encima de todo no es la  muerte y el sufrimiento, en los que tantas veces se refiere sino la angustia que genera la necesidad de ponerse en cuestión, de combinar el entusiasmo y la crítica, amor y respeto.

 

    Un síntoma inequívoco de la clonación de las ideas proféticas de los grupos que las generan o someten a su lógica doctrinas que fueron extrañas en su origen y con descrédito en que cae el concepto del respeto. No se quiere saber nada del respeto, ni nada de la reciprocidad, ni de la vigencia de las normas universales.

 

Estos valores aparecen más bien como males menores propios de un designado escepticismo, como signo que se ha abdicado las más caras esperanzas. Porque el respeto y las normas solo adquieren vigencia allí donde el amor, el entusiasmo, la entrega total a la gran misión, ya no puede aspirar a determinar las relaciones humanas. Y como el respeto es siempre el respeto a la diferencia. Sólo puede afirmarse allí donde ya no se cree que la diferencia puede disolverse en un comunidad exaltada , transparente  y espontánea , o en una fusión amorosa. No se puede respetar el pensamiento del otro, tomarlo seriamente en consideración, someterlo a sus consecuencias, ejercer sobre él un crítica, válida también en principio para el pensamiento propio, cuando se habla desde la verdad misma, cuando creemos que la verdad habla por nuestra boca;

porque entonces el pensamiento del otro sólo puede ser error o mala fe; y el hecho mismo de su diferencia con nuestra verdad es prueba contundente de su falsedad, sin que se requiera ninguna otra. Nuestro saber es el mapa de la realidad y toda línea que se separe de él sólo puede ser imaginaria o algo peor; voluntariamente torcida por inconfesables intereses. Desde la concepción apocalíptica  de la historia las normas y las leyes de cualquier de cualquier tipo son vistas como algo demasiado abstracto y mezquino frente a la gran área de realizar el ideal y de encarnar la promesa; y por lo tanto sólo se reclaman y se valoran cuando ya no se cree en la misión incondicionada.

 

    Pero lo que ocurre cuando sobreviene la gran desidealización no es generalmente que se aprenda a valorar positivamente lo que tan alegremente se había desechado o estimado sólo negativamente; Lo que se produce entonces, casi siempre, es una  verdadera ola de pesimismo, escepticismo  y realismo crítico. Se olvida entonces que la crítica a una sociedad injusta, basada en la explotación  y en la dominación de clase, era fundamentalmente correcta y que el combate por una organización social racional e igualitaria sigue siendo necesario y urgente. Ala desidealización sucede el arribismo individualista que además piensa que ha superado toda moral por el solo hecho de que ha abandonado toda esperanza de una vida cualitativamente superior.

 

    Lo más difícil, lo más importante, lo más necesario, lo que de todos modos hay que intentar, es conservar la voluntad para luchar por una sociedad diferente sin caer en la interpretación paranoide de la lucha. Lo difícil, pero también lo esencial es valorar positivamente el respeto y la diferencia, no como un mal menor y un hecho inevitable, sino como lo que enriquece la vida e impulsa la creación y el pensamiento, como aquellas sin lo cual una imaginaria comunidad de los justos cantaría el eterno hosanna del aburrimiento satisfecho. Hay que poner un gran signo de interrogación sobre el valor de lo fácil; no solamente sobre sus consecuencias, sino sobre la cosa misma, sobre la  predilección  por todo aquello que no exige de nosotros ninguna superación ni nos pone en cuestión, ni nos obliga a desplegar nuestras posibilidades.

 

    Hay que observar con cuanta desgraciada frecuencia no otorgamos a nosotros mismos, en la vida personal y colectiva, la triste facilidad de  ejercer lo que llamaré una no reciprocidad lógica; es decir el empleo de un método explicativo completamente diferente cuando se trata de dar cuentas, de los problemas de los fracasos y los errores propios y los del otro cuando es adversario y cuando disputamos con él. En el caso del otro aplicamos el esencialismo: lo que ha hecho, lo que le ha pasado es una manifestación  de su ser más profundo;  en nuestro caso aplicamos el circunstancialismo, de manera que aún los más diversos fenómenos se explican por las circunstancias adversas, por alguna desgraciada coyuntura . El es así yo me vi obligado. El cosechó lo que había sembrado; yo no supe evitar ese resultado. El discurso del otro no es más que un síntoma de sus particularidades, de su raza, de su sexo, de su neurosis, de sus intereses egoístas; el mío es una simple contestación de los hechos y una deducción lógica de sus consecuencias . Preferiríamos que nuestra causa se juzgue por los propósitos y la adversaria por los resultados.

 

    Y cuando de este modo no empeñamos en ejercer esa no reciprocidad lógica que es siempre  una doble falsificación, no sólo irrespetamos al otro, sino también a nosotros mismos, puesto que nos negamos a pensar efectivamente el proceso que estamos viviendo.

 

    La difícil tarea de aplicar un mismo método explicativo y crítico a nuestra posición y a la respuesta no significa desde luego que consideremos equivalentes las doctrinas, las metas y los intereses de las personas, los partidos, las clases y las naciones en conflicto. Significa por el contrario que tenemos suficiente confianza en la superioridad de las causas que defendemos, como para estar seguros de que no necesita, ni les conviene en doble falsificación con lo cual en verdad podría defenderse cualquier cosa.

 

    En el carnaval de miseria y derroche propio del capitalismo tardío se oye a la vez lejana y urgente la voz de Goethe y Marx que os convocaron a un trabajador creador, difícil, capaz de situar al individuo concreto a la altura de las conquistas de la humanidad; nos enseñó a mirar hasta donde van las tentaciones de tener una relación fácil interhumana; van no solo en el sentido de buscar el poder, ya que si no se puede lograr una amistad respetuosa en una empresa común se produce lo que Banrho llama intereses compensatorios; la búsqueda de amos, el deseo de ser vasallos, el anhelo de encontrar a laguen que nos libere de una vez por todas del cuidado de que nuestra vida tenga un sentido.

 

Dostoyewsky entendió, hace más de un siglo, que la dificultad de nuestra liberación procede de nuestro amor a las cadenas. Amamos las cadenas, los amos, las seguridades porque nos evitan la angustia de la razón.

 

    Pero en medio del pesimismo de nuestra época se sigue desarrollando el pensamiento histórico, el psicoanálisis, la antropología, el marxismo, el arte y la literatura.

 

En medio del pesimismo de nuestra época surge la lucha de los proletarios que ya saben que un trabajo insensato no se paga con nada, ni con automóviles, ni con televisores; surge de rebelión magnifica de las mujeres que no aceptan una situación de inferioridad a cambio de halagos y protecciones; surge la insurrección desesperada de los jóvenes que no pueden aceptar el destino que se les ha fabricado.

 

    Este enfoque nuevo nos permite decir como Fausto:

 

“ También esta noche, Tierra permaneciste libre.

y ahora ésta vez en la

inspiración de luchar sin descanso por una altiva existencia ”

 

Deja un comentario

14 julio, 2016 · 2:50

DEVELOPMENT AND SOCIAL REALITY

DESARROLLO Y REALIDAD SOCIAL

1 comentario

Archivado bajo #8inteligenciasaqui desarrollo sostenible, desarrollo económico, realidad social

const nac actualizada 2013.pdf

const nac actualizada 2013.pdf.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized